Saturday, February 16, 2008

Gregorio el Botero.



Si Gregorio el Botero hubiese sido consciente del enconado debate intelectual sobre el significado de España,allá por el año 1908, suscitado a través de su imagen retratada en una de las obras más famosas de Zuloaga "El enano Gregorio el Botero,en Sepúlveda", habría exigido al artista,como mínimo,unos ropajes de más enjundia para sus siguientes posados,en consonancia con su recién adquirida notoriedad.
Probablemente el analfabetismo de Gregorio blindó sus oídos ante las lindezas que sobre su deformada figura vertió un intelectual de la talla de Ortega y Gasset,aunque estos dardos verbales son propios de quienes cultivan en exceso su ego,es lo que tienen los genios.Ambos,Zuloaga y Gasset,lo eran.
El orígen de este debate patrio empieza cuando Zuloaga utiliza la figura de Gregorio, personaje real y poco agraciado que servía a los cadetes de la Real Academia Militar de Segovia,ensalzando su primitiva tosquedad,enalteciendo su presencia haciéndola digna y orgullosa en la miseria,posando altivamente con la ciudad medieval de Sepúlveda a sus pies.

Zuloaga ve en esa presencia austera y arcaica de su retratado una reminiscencia del eterno Quijote español,hidalgo desgraciado pero de nobleza inquebrantable,aunque el porte de Gregorio nos recuerde más al bueno de Sancho.
En ese cuadro subyace el espíritu que Zuloaga convierte en paradigma de la verdadera esencia del pueblo español,cuyos máximos exponentes serían,para la Generación Intelectual del 98,los castellanos y el paisaje de Castilla.Y esa es la España que trata de desmitificar un fervoroso defensor de la doctrina europeizante como Ortega y Gasset.
Si Zuloaga pretende ennoblecer la brutalidad y la miseria de sus personajes,otros como Valle Inclán, hunden a esa misma España analfabeta aun más en la miseria.

Toda esta retahíla de grandilocuencias brotaban de las mentes intelectuales al observar la gallarda presencia del enano Gregorio sobre el lienzo de Zuloaga.Gregorio,mientras tanto, tiene que preocuparse de cuestiones mucho más terrenales,como llevarse un mendrugo de pan a la boca...los devaneos metafísicos quedan para los intelectuales.

Leamos algunas descripciones que hace J. Ortega y Gasset del cuadro de Ignacio Zuloaga «El enano Gregorio el Botero»:
"Zuloaga ha pintado el enano Gregorio el Botero. Una figura deforme de horrible faz, ancha, chata y bisoja, calzados los pies de alpargatas y las piernas de calzones que medio se le derriban, en mangas de camisa, abierta ésta por el pecho, que avanza con enormes músculos de antropoide. Sobre el suelo se alzan, y apoyados en su hombro se mantienen en pie, dos henchidos pellejos que conservan las formas orgánicas del animal que en ellos habitó y afirman un no remoto parentesco con el hombre monstruoso que los abraza como a dos semejantes. Más que un ser humano parece un trozo de pedrusco y es el representante, por así decirlo, de la barbarie, de la España anclada en el pasado, de lo irremediable del peso de los siglos sobre España."

Ahí quedan esas palabras de Ortega y Gasset.

Dudo que el risueño Gregorio viese alguna poética en su propia miseria,del modo en que la captó Zuloaga,fascinado por ese aire primitivo y polvoriento que curte los rostros de las gentes castellanas.

Por mi parte puedo decirle a Gregorio,donde quiera que esté,que permanezca tranquilo,yo no voy a cargar sobre sus espaldas la esencia de nada.Menos aun la pesadísima losa identitaria de un país.Ya ves Gregorio que poco cuesta hablar del alma,la grandeza y la esencia de España cuando todo el peso recae sobre tus costillas.Tranquilo Gregorio,no te voy a poner de nuevo el disfraz del Quijote,curiosamente era Zuloaga quien luchaba contra esos jigantes molinos de viento.

Finalmente Gregorio,no te enojes si Gasset se refiere a ti como "figura deforme de horrible faz".En Ortega reside un ser mucho más horrible que tú,su ego desmedido y hambriento que necesita ser alimentado con tu analfabetismo.

Si hemos encontrado algo de miseria en la grandeza de Ortega,a buen seguro que hallaremos algo de grandeza en la miseria de Gregorio.

13 Comments:

Blogger Francisco Ortiz said...

Me parece muy oportuno que traigas aquí ese cuadro. Tu texto es invitador, meditativo y provocador sin provocar abiertamente, con una inteligencia que invita a la reflexión y a la sonrisa, acaso a apretar el puño bajo la mesa en algún instante también si piensa uno en los actuales gregorios y la actual situación cercana a las elecciones que dividen, encrespan y señalan y dejan claro una vez más, como dice Luis García Montero, que nos harán un poco peor personas de lo que éramos. Ante este cuadro nadie puede quedar indiferente: pocos sentirán verdadero congojo, la mayor parte interiorizará la pena relativizándola con sosiego y olvidando al instante mediante una buena dosis de intelectualización. España sigue siendo un país a medias. Hay una mitad alterada, ruidosa, negadora, turbulenta. Y el futuro no se sabe si será aún peor. Un abrazo.

1:00 AM

 
Blogger mart said...

This comment has been removed by the author.

1:18 PM

 
Blogger mart said...

This comment has been removed by the author.

1:28 PM

 
Blogger mart said...

Amigo Francisco.Compartimos la procupación por el futuro inmediato de España,en cuanto a la escena política se refiere.Es cierto que en este gran lienzo que constituye España, la paleta del pintor refleja un cuadro de estilo tenebrista,es decir la radicalización del claroscuro barroco,el contraste notorio entre las partes iluminadas y las ensombrecidas.Las partes ensombrecidas las identifico con claridad (que paradoja) ya que siempre tienen un tono crispado y,como defines magníficamente,una actitud negadora.Si esa escuela decimonónica de tonos ocres se hace con las riendas del país,van a convertir el gran museo nacional en un lugar sombrío.Espero que los cubistas y demás artistas de la Vanguardia que ahora nos custodian sigan modernizando este gran museo,aunque algunos trazos de su pintura podrían mejorar.Los cubistas,sin ignorar el pasado, siempre miran hacia adelante,además desde múltiples perspectivas.Los tenebristas,olvidando el presente,gustan de regozijarse en el pasado.Aunque hay autores tenebristas que tienen algunos destellos luminosos muy interesantes y esperanzadores...no lo digo por Esperanza,es más bien por su incomprendido colega de pintura y museo.

1:30 PM

 
Blogger Isabel Romana said...

Me ha gustado mucho el post, pero no me ha gustado menos este di�logo establecido entre los dos, francisco ortiz y t� y la encantadora met�fora que has utilizado. Me cuento entre los cubistas y a cada instante suspiro porque no se impongan las tinieblas, ni siquiera las que despiden alguna luminosidad.
Saludos cordiales.

3:22 PM

 
Blogger LA CASA ENCENDIDA said...

Hay que ver como podemos ser de crueles con las personas que creemos son diferentes. Es muy dado en muestra España, hacer esas dintinciones de clases y esos desprecios. En cuanto a la política, ufff me cansa bastante los tiras y aflojas, los llévames y traémes de estos días. Debo ser muy torpe, pero no entiendo nada de lo que pasa, para mí las cosas son más sencillas....
Saludos y me alegra tenerte por casa.

3:07 PM

 
Blogger Clarice Baricco said...

Cómo me gustó lo que escribes sobre este cuadro. Llegas más allá de los ojos indiferentes o cuando no nos detenemos a observar lo necesario.

Muchos abrazos

8:23 AM

 
Blogger Blanca Vázquez said...

Cuanta de esa España hay aún! A mi me parece un cuadro bello, expresa la realidad, lo que hemos sido, y aún somos, de donde procedemos. Es cierto que esa es la labor de las obras de arte, arrancar la reflexión como dice Francisco.

Si, somo un país que leemos y eso se nota, como en Dinamarca.

1:42 AM

 
Blogger Rosa Silverio said...

Apreciado Mart:

Me ha gustado mucho este post. De verdad que sí.

Me ha llamado la atención una cosa. Fíjate que yo no sabía nada de Gregorio el Botero, pero según lo que acabo de leer, él no sólo era pobre y carecía de la formación intelectual de la que Ortega gozaba, sino que además carecía de belleza física, y esta falta de gracia le resulta tan grotesca a Ortega y Gasset que cuando leí sus palabras recordé al mismísimo Quasimodo de Nuestra Señora de París de Victor Hugo.

¿Te imaginas que en lugar de haber pintado a Gregorio el Botero, hubiera pintado en ese cuadro una muchacha o una señora pobre, sin formación intelectual, pero hermosa? ¿O un muchacho humilde pero al mismo tiempo bello? ¿Habría sido igual la percepción y opinión de Ortega y Gasset?

Me ha gustado mucho el final de la entrada. Creo que toda persona, sin importar si es rica, pobre, vieja, fea, hermosa, estudiada o sin formación, merece ser tratada con dignidad y con respeto. Y a veces la grandeza se encuentre en las cosas y en las personas más humildes.

Ah, a mí también me gustó la metáfora que utilizaste para explicar la situación política de España. Sigo de cerca lo que pasa en tu tierra y aunque no soy quién para opinar sobre lo que conviene o no a España, una voz interior me dice que sería bueno que permanezcan lo cubistas. :)

1:28 PM

 
Blogger mi despertar said...

Leerte es aprender.Encanto de texto

4:27 PM

 
Blogger mart said...

Isabel romana.La verdad es que la metáfora surgió de forma instantánea,imagino que aun sugestionado por unas lecturas de arte que me habían ocupado días atrás.Haber si se conserva en buen estado el cuadro que tenemos ahora.Saludos Isabel.

La casa encendida.Bueno creo que la crueldad con las personas diferentes es un mal universal.Nuestra percepción es que en España es muy común.Pero es algo que no conoce fronteras.Si amiga,tienes toda la razón,los políticos son especialistas en distorsionar la realidad y hacerla aun más complicada.Saludos.

Graciela.El arte es una fuente de inspiración profunda.Recrear el mundo que reflejaban los pintores no deja de ser un ejercicio incierto...pero muy excitante.Cuídate.

Blanca.A mi también me gusta la expresión artística del cuadro.Capta la parte de la realidad que el pintor quería transmitir.Tiene un aire místico que te atrapa.Saludos amiga.

Rosa.Buena observación con tu ejemplo de la muchacha humilde pero bella.Sería muy interesante haber podido contrastar las diferentes percepciones sobre esto que planteas.El respeto es una cuestión de humildad,los intelectuales de aquella época estaban distanciadísimos del resto de sus conciudadanos y caían en lo más fácil y zafio,el desprecio.Eso ya no es tan usual,la gente está más formada.Aunque aun queden "intelectualoides" pululando por ahí.Ah...alguien debió escuchar tu voz interior,debe ser una buena guía.Cuíadate Rosa.

Mi despertar.Gracias por tus palabras amiga.Yo también aprendo mucho de todos vosotros,no te quepa duda.Seguimos en contacto.See you.

Gracias a todos.

10:33 AM

 
Anonymous Concha Bugedo said...

El cuadro al que se refiere el texto de Ortega no es ese sino este:

http://img250.imageshack.us/img250/2987/elenanogregorioelboteroos7.jpg

Se encuenta en el museo de L'Ermitage y la figura de Gregorio es, indudablemente, muy diferente a la del cuadro que tu expones; lo sabemos por la descripción de los dos pellejos que contribuyen a animalizar la figura del botero.

6:36 AM

 
Blogger mart said...

Hola Concha.
Tienes razón en lo que comentas sobre la vinculación de las palabras de Gasset a una obra concreta de Zuloaga,dentro de la serie de retratos que realizó a Gregorio,la obra que originó esas ácidas palabras de Gasset se llama «El enano Gregorio el Botero.

Y esa es la obra que yo refiero en el post,como muestro en este párrafo seleccionado:

"Leamos algunas descripciones que hace J. Ortega y Gasset del cuadro de Ignacio Zuloaga «El enano Gregorio el Botero»:"

El cuadro que yo muestro es "El enano Gregorio el Botero,en Sepúlveda" tal y como refiero al principio:

"Si Gregorio el Botero hubiese sido consciente del enconado debate intelectual sobre el significado de España,allá por el año 1908, suscitado a través de su imagen retratada en una de las obras más famosas de Zuloaga "El enano Gregorio el Botero,en Sepúlveda"

Zuloaga tenía "enemigos ideológicos" por su forma de plasmar la esencia de España, y la figura de Gregorio ,en sus diferentes retratos, fue utilizada como elemento de discusión.Por ejemplo la obra expuesta.

Elegí la figura que muestro...porque yo también quería ver algo de dignidad en Gregorio,aunque no gane nada con ello,al contrario que Zuloaga.

Reconozco sin embargo Concha,que al plantear el texto de la forma que ha resultado y leyendo algunos pasajes,la tendencia más previsible es asociar las palabras de Gasset a este cuadro,y no es así.Por tanto amiga,agradezco tu interés al exponerlo.Tomo nota,y si vuelvo a hacer algo criticable no dudes en comentarlo,te escucharé con respeto y atención.Igual que tú lo has hecho.Saludos y gracias por comentar.

12:24 PM

 

Post a Comment

<< Home